Discurso de la Juventud – 2016.
Micaela Kaplun.

En nombre de la juventud  es que estoy ante ustedes rescatando una palabra que engloba nuestro sentir. Memoria.

¿Por qué esta palabra? ¿Qué significa para nosotros? ¿Qué sentido le damos todos los años ante estos momentos de quiebre y de sinrazón?

Citando un fragmento que una vez leí:

“(…) Y duele la memoria y te aprieta el olvido.

Y la memoria oprime y la memoria grita
Y la memoria mata y también resucita (…)”.

Pero… si la memoria “resucita”, entonces… somos y seremos los jóvenes los encargados de mantenerla viva.

Por eso quiero afirmar que Somos jóvenes ciudadanos conscientes de que sin memoria no hay futuro. Sin memoria se vuelve a repetir la historia. Una historia que en este caso repudiamos y nos preguntamos, hasta cuándo vamos a permitir el ocultamiento de la verdad.

Para la filosofía, la memoria es una de las potencias del alma, y ¿Por qué es potencia? Porque impulsa al acto. Y a un joven, ¿a qué le impulsa la potencia, la memoria? A movilizarse. A actuar. A buscar la verdad. A exigir justicia. A encontrar como fueron los hechos. A procurar que no se repitan nunca más.
A 22 años del brutal atentado a la AMIA no nos resignamos y no aceptamos el olvido.

Inicié esta conversación con ustedes asumiendo la palabra de los jóvenes. Ahora lo que me resta es también asumir los compromisos que vamos a tomar como bandera hacia el futuro.

Nosotros, los jóvenes, nos comprometemos a hacer que el país sea más digno, más justo, más serio. A cuidar el patrimonio de la humanidad. A exigir a los políticos que no miren hacia otro lado. A que la justicia actúe de forma autónoma, imparcial y con independencia. A educar con el ejemplo y a no permitirnos ser indiferentes. Y como Elie Wiesel una vez dijo “Lo contrario de la vida, no es la muerte, sino la indiferencia entre la vida y la muerte”.

Nosotros, los jóvenes, asumimos el compromiso de estar siempre movilizados en busca de la verdad. Nosotros, los jóvenes de la comunidad judía, nos hacemos responsables de educar en pos de una sociedad que sepa vivir en la diversidad.

 

[su_carousel source=”media: 4575,4576,4577″ limit=”40″ width=”640″ height=”420″ items=”1″ title=”no”]

 

amia 22 años