Él es Oscar Eduardo Vázquez, mejor conocido como Cacho, el nuevo profesor de futsal de Macabi Noar.  Un ushuaiense que se vino a los 18 años para estudiar Educación Física en el famoso IPEF de Córdoba.

Amante del futsal desde chico, Cacho nos cuenta que siempre jugó en la posición de poste o cierre. Ahora, además de jugar con el grupo de veteranos también dirige a las categorías de juveniles, reserva y primera de nuestro club en la Liga Cordobesa.

Además de encarar una nueva etapa, a Cacho le toca agarrar un equipo finalista al cual describe como “Increíblemente bueno. El profe Perni hizo definitivamente un muy buen trabajo. Sobre todo, en lo humano”. Los desafíos son múltiples pero el nuevo profe afirma ver un equipo comprometido y unido que va por la victoria y lo merece. Solo pide entre risas que en lo posible este tramo se pase rápido.

Mirando a futuro y con proyecciones, Cacho considera que hay que trabajar para lograr los objetivos que uno se plantea “Hay que ponerle el pecho y pulmón para ir logrando las cosas que propongamos y crecer. Me gustaría que se le de un lugar más importante en la liga al futsal, que Macabi sea el Top 2 y, por último, que se sumen más chicos para que juntos hagamos que la actividad crezca.”

Al igual que en cualquier ámbito, los valores juegan un papel fundamental. Pero en este caso aún más. El compromiso no solo en los entrenamientos hace la diferencia. Como dice el profe: “El factor humano y los valores son la materia prima de todo esto”

Cerrando el encuentro con numerosos agradecimientos por la comodidad que siente desde que entró al club, Oscar Eduardo Vázquez cierra diciendo “Este grupo tiene un potencial enorme que puede darle muchas satisfacciones al club. De eso estoy convencido. Ellos son los protagonistas”