El Prof. Yehuda Krell llegó una vez más a la Kehilá de Córdoba para encarar una nueva presentación del “Ciclo de charlas sobre historia judía”, y ofrecer así los elementos de otro capítulo del recorrido que viene realizando nuestra comunidad desde hace algunos meses. Esta vez, la estación recorrió algunas etapas de los Siglos XIX y XX, y la bajada se realizó con todo éxito, ya que el tema central fue “El renacimiento Nacional de Israel”, con todo lo que esto implicó para la historia de nuestro pueblo.

El profesional realizó el abordaje de la temática, pero enfocándose en las ideas de emancipación y surgimiento de un estado nacional, más que en los hechos y construcción territorial del mismo. Para lograr este objetivo, comenzó situando al público en dos contextos totalmente diferentes que se dieron en estos períodos, en paralelo:

Por un lado, el territorio de Medio Oriente, centrado en el Imperio Otomano, pero sin estados ni naciones establecidas; “No existían los estados actuales, ni Israel ni tampoco los Palestinos. Había intendencias, pequeños centros administrativos. Esta realidad que se mantuvo por 400 años cambió con la Primera Guerra Mundial. En estas tierras había una preponderancia de árabes, pero que no estaban en pos de luchar por un territorio o por una identidad nacional, y convivían con judíos, en su mayoría sefaradíes, y también cristianos. Todos eran otomanos, por el territorio que habitaban, pero tenían autonomía religiosa”, explicó Krell.

Pero por otro lado, el segundo espacio contextual se desarrolló en Europa, y las circunstancias que allí se sucedieron, fueron las causantes de lo que hoy conocemos como sionismo. El profesor fue claro en este aspecto, y expresó: “El sionismo fue un problema de los judíos europeos, no de los otomanos. Apareció para atacar al antisemitismo y al sufrimiento propio de los judíos, la asimilación.” En este momento, realizó algunas interpretaciones de las posturas de Teodoro Herzl y Leon Pinsker, referidas al antisemitismo, a la realidad social europea, y a la necesidad inevitable de que los judíos puedan tener un Estado que les permita ser reconocidos como tal ante el resto de los países del mundo. Era necesario un acuerdo a nivel mundial. Para profundizar más en esta cuestión, Krell sostuvo que las ideas de conformación de un estado eran totalmente originadas en el pensamiento liberal europeo, los judíos en ese momento buscaban imitar el éxito que habían tenido otras naciones en Europa. Y es allí, entonces, en donde se da la confluencia de dos mundos, ya que iban a entremezclarse aquellos judíos que se trasladaron desde el continente europeo hacia lan actual tierra de Israel, con los que estaban allí desde las épocas del Imperio Otomano.

Para finalizar, el historiador destacó el gran crecimiento del Estado de Israel; “A principios de siglo, la idea de un Estado judío era un sueño, algo imposible de creer. Hoy, el pueblo de Israel hasta logró aumentar su crecimiento vegetativo y rompió la pirámide invertida que mantienen otros países. El crecimiento es único y agigantado. El sionismo empezó en silencio y con pasos pequeños. En 120 años, la vida judía cambió radicalmente, y los sueños hoy son realidades.”

Es curioso que para abordar los inicios del surgimiento de un Estado (Nación), las bases se hayan asentado mediante un “estado” de situación determinado, un “estado” de búsqueda de emancipación. De cualquiera de las dos maneras, tal como se titula este artículo, nos terminamos encontrando frente al “mejor de los Estados”…

El recorrido continúa, quedan algunas últimas paradas que nos acercarán cada vez más a nuestros tiempos actuales, pero claro, no es posible comprender el presente sin revisar antes el pasado. Estamos hechos de historia, y eso es precisamente lo que revaloriza este gran ciclo co organizado por el Centro Unión Israelita y Macabi Noar: la difícil tarea de desglosar el “ADN” de un pueblo, de entender cómo se origina un grupo comunitario, y hacia dónde se encaminan las comunidades actuales que lo representan. ¿Qué nos esperará en el próximo encuentro? Están todos invitados a descubrirlo…

[su_carousel source=”media: 5507,5508,5509,5510,5511,5512,5513,5514,5515,5516,5517,5518,5519,5520,5521,5522,5523,5524,5525,5526,5527,5528,5529,5530,5531″ limit=”40″ width=”680″ height=”420″ items=”1″ title=”no”]